Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 CUMBRE AGRARIA, CAMPESINA, ETNICA Y POPULAR.

Somos Poder Constituyente, Somos Cumbre Agraria.

 

Bogota D.C. (Colombia). Septiembre de 2015. 

Fotografía: Ariel Arango.

 

LA CUMBRE AGRARIA: HITO DE LA UNIDAD POPULAR

Cumbre Agraria, Campesina, Etnica y Popular. 09.2015 – Galería

Cumbre Agraria, Campesina, Etnica y Popular. 09.2015 – Galería

Reporte Colectivo - Capítulo 2.1

Luego del Paro nacional agrario y popular del 2013, el movimiento social campesino, indígena y afrodescendiente colombiano converge en un solo proceso organizativo.

Durante el año 2013 se desarrollaron en Colombia importantes movilizaciones agropecuarias para exigirle al Estado que tomara medidas frente a la crisis que vive el sector a causa del impacto de los tratados de libre comercio que se han firmado con diferentes potencias de todo el globo, principalmente con Estados Unidos y la Unión Europea.

El “Paro nacional agrario y popular” que se adelantó en agosto de ese año llamó la atención de la sociedad colombiana sobre el papel que juega el campesinado en ella, y sobre los negativos

efectos que está generando la política aperturista que desde la década de 1990 se aplica en el país. Como producto de las movilizaciones se abrieron espacios de interlocución con el gobierno central y con autoridades regionales para discutir las peticiones de las comunidades.

1. CUMBRE AGRARIA relato

2. CUMBRE AGRARIA relato

CAMINO A LA UNIDAD

 

Las jornadas de protesta también gestaron un interesante proceso unitario de las organizaciones del sector rural: la Cumbre Agraria. Desde septiembre del 2013 se empezó a gestar este importante encuentro, cuando en la Universidad Nacional de Colombia se celebró su lanzamiento como respuesta contundente al “Pacto Agrario” que formuló el gobierno nacional ante las movilizaciones sociales.

En ese momento, las organizaciones integrantes de la Mesa Agropecuaria de Interlocución y Acuerdo (MIA) y del Coordinador Nacional Agrario (CNA) empezaron a construir este proyecto unitario.

Luego se sumaron otros sectores, como la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y el Proceso de Comunidades Negras, entre otros, los cuales se reunieron en diciembre del 2013 en un encuentro preparatorio celebrado en el Centro de Memoria Histórica de Bogotá.

En esos espacios se comenzó con un intercambio de opiniones y perspectivas de organizaciones que en el pasado reciente estuvieron distanciadas a pesar de tener proyectos políticos afines. En un ambiente de fraternidad, los delegados de las diferentes organizaciones reflexionaron sobre las movilizaciones que se adelantaron en el 2013 y concluyeron que se debía establecer un único pliego de peticiones y una única instancia de interlocución frente al gobierno.

Posteriormente, en febrero del 2014, se empezaron a realizar cumbres agrarias regionales, reuniones donde las organizaciones de tipo local empezaron a construir la Cumbre Agraria desde sus propias perspectivas. En total, se celebraron 21 reuniones y encuentros preparatorios en varias regiones del país.

El camino continuó en Bogotá el 15 de marzo, donde nació formalmente la gran Cumbre Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular. En esa fecha arribaron a la capital unos 30.000 delegados de todas las organizaciones nacionales y regionales que se vincularon al proceso, procedentes de todos los rincones del territorio nacional.

El 16 de marzo los asistentes a la instalación de la Cumbre Agraria se reunieron en comités temáticos de los cuales surgió su pliego único de peticiones. Y al día siguiente se realizó una multitudinaria marcha por las calles bogotanas hasta la céntrica Plaza de Bolívar. Allí, frente a las sedes de los poderes públicos, se presentaron al país las conclusiones de la importante reunión.

Además de confeccionar un pliego único de demandas, en el encuentro en Bogotá se continuó con el fortalecimiento del diálogo interétnico e intercultural, y acordó iniciar una agenda unificada en la lucha por la tierra.

Los dirigentes agrarios además reiteraron su rechazo a la propuesta del gobierno de Juan Manuel Santos de vincularse al llamado “Pacto por el Agro y el Desarrollo Rural”, al considerar que esta iniciativa sólo beneficia a minorías de los sectores agrarios y no sirve a los intereses del campesinado.

La instalación de la Cumbre Agraria contó con el acompañamiento y apoyo de destacadas personalidades de la izquierda, como el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro; la exsenadora Piedad Córdoba y Aída Avella, líder de la Unión Patriótica. También asistieron Iván Cepeda y Alberto Castilla (senadores del Polo Democrático), quienes se comprometieron a defender los intereses populares en la legislatura que inició el 20 de julio del 2014.

Luego de la instalación de la cumbre, el presidente Santos ordenó a sus ministros mantener el diálogo con los campesinos.

“Continúen ese diálogo, continúen ese proceso de información y de conversación con los diferentes sectores agropecuarios y campesinos para el cumplimiento de lo que se acordó”, afirmó el mandatario.

A finales de abril, la Cumbre Agraria inició otro periodo de movilización que se conoció como “el segundo tiempo del paro agrario”. Luego de radicar el pliego único de peticiones y de 15 días de movilizaciones en todo el país, el gobierno accedió a reunirse con los voceros agrarios.

3. CUMBRE AGRARIA relato

4. CUMBRE AGRARIA relato

LA MESA UNICA

 

Tras varias reuniones con la delegación del gobierno, encabezada por el ministro Aurelio Iragorri, en mayo se firmó un acuerdo global que dio creación por decreto de una Mesa Única Nacional de negociación. También se definió la conformación de cuatro comisiones de trabajo para avanzar en la discusión (económica; asuntos normativos; seguimiento; y derechos humanos).

La firma de este acuerdo fue considerada como un “triunfo” del movimiento popular.

“Este triunfo radica en el reconocimiento de la Cumbre Agraria como actor político en la definición de la política pública para el agro colombiano que abordará los ocho ejes de nuestro pliego de exigencias”,

afirmaron los voceros de la cumbre en un comunicado público.

Además de la formalización de la mesa única, se acordó la creación de un fondo para el fortalecimiento de la economía campesina, indígena y afrocolombiana, así como garantías en el tema de derechos humanos para la movilización popular.  Luego de varias reuniones con altos funcionarios del gobierno, el 3 de octubre se instaló en Bogotá la

“Mesa Única de Participación y Concertación entre el Gobierno Nacional y la Cumbre Agraria”.

En un evento celebrado en la capital, el presidente Santos, altos funcionarios de su gobierno, los voceros de la cumbre y una comisión de garantes anunciaron al país la apertura de la mesa, avalada por el decreto 870 de mayo del 2014. Santos estuvo acompañado por Juan Fernando Cristo, ministro del Interior; Aurelio Iragorri, titular de Agricultura; y otros funcionarios de la rama ejecutiva.

5. CUMBRE AGRARIA relato

6. CUMBRE AGRARIA relato

TIERRA Y PAZ

 

Por su parte, Luis Fernando Arias, consejero mayor de la ONIC, manifestó que la Cumbre Agraria representa

“la esperanza, la democracia y la alternativa para la Colombia abandonada, la Colombia que sueña con un país en paz con justicia social”.

Sin embargo, luego de la instalación de la mesa, líderes agrarios han señalado “negligencia” y “falta de voluntad política” de los comisionados del gobierno para adelantar la negociación.

Entre otros temas, las organizaciones de la cumbre piden revisar los acuerdos de libre comercio con otros países, la minería a gran escala, el acaparamiento de tierras y la política neoliberal, elementos que han afectado la economía agraria nacional en los últimos años.

También se pide la implementación de las zonas de reserva campesina, una figura territorial reconocida por la ley colombiana para proteger la economía agraria en determinadas áreas del país. Las reservas campesinas también fueron contempladas en el acuerdo que firmaron el gobierno y la guerrilla de las FARC en los diálogos de La Habana (Cuba) sobre el tema de reforma rural integral (el primer punto de la agenda).

Aunque la Cumbre Agraria ha manifestado su apoyo a los diálogos de paz, también ha planteado que la implementación de los acuerdos con el movimiento campesino y popular se debe dar independientemente de la suerte que corra el proceso de negociación.

En todo caso, la lucha territorial de comunidades campesinas y étnicas ha de ser uno de los pilares para la construcción de la paz luego de un eventual acuerdo final en La Habana. Y resulta fundamental mantener la unidad que buena parte de esas comunidades ha venido construyendo en torno a la Cumbre Agraria.

7. CUMBRE AGRARIA relato

Texto: Camilo Rueda Navarro / Marcha Patriótica

8. CUMBRE AGRARIA relato

<< VOLVER

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
  • Share:

Deja un comentario

ENTRELAZANDO Un Proyecto Rodante.